La Cervantina

Miguel de Cervantes es nuestro autor más internacional y el Quijote el libro más importante en lengua española.

En 1605, en la Villa de Madrid, en la imprenta de María Rodríguez Rivalde, el impresor Juan de la Cuesta imprimió el primer Quijote de la Historia.

Hoy el emblemático edificio que albergó la imprenta, declarado monumento nacional en 1981, se ha convertido en un dinámico espacio cultural. Es aquí donde tiene su sede la Sociedad Cervantina.

La Sociedad Cervantina, situada en pleno Barrio de las Letras de Madrid, es una asociación cultural sin ánimo de lucro que preside Luis María Anson, miembro de la Real Academia Española, rodeado de nombres de la intelectualidad más prometedora. Tiene como misión fundamental suscitar el máximo interés hacia la vida y la obra de Miguel de Cervantes y fomentar cualquier manifestación artística y cultural, poniendo especial énfasis en la creación e innovación contemporánea.

Edificio 1951

HISTORIA

En 1953 un grupo de intelectuales españoles liderados por Luis Astrana Marín, fundan la Sociedad Cervantina y fijan su sede en el solar de la calle de Atocha 87 considerado por Astrana como el sancta sanctorum del cervantismo madrileño.

En este solar estaba, entre los siglos XVI y XVII, la imprenta de María Rodríguez Rivalde, donde el impresor Juan de la Cuesta imprimió en 1604 la primera edición de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes.

Sobre dicho solar se levantó a mediados del siglo XVII el Hospitalillo del Carmen, vulgo de incurables o de los desamparados, con su capilla aneja. Así figura en el plano de Pedro Teixeira, en 1656.

Siendo presidente de la Sociedad Juan Antonio Cabezas, el edificio fue declarado monumento nacional de carácter histórico-artístico en 1981.

En 1985, con proyecto y dirección del arquitecto Joaquín Aracil, se comienzan las obras de restauración del edificio, que debía conservar la fachada original.

El edificio fue inaugurado solemnemente el 14 de diciembre de 1987 con la presencia de SS.MM. los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía.

En los años 90 la Sociedad Cervantina desarrolla numerosas actividades artísticas y culturales.

Liderados por el presidente José Montero Padilla, los ciclos de conferencias Madrid y su literatura atrae a numerosos intelectuales y cervantistas de todo el mundo.

Jesús Arribas, también presidente de la Sociedad, pone en marcha los premios escolares de relato corto y el premio de pintura.

Bajo la presidencia de Felipe Segovia, la Sociedad Cervantina colabora estrechamente con la Universidad Camilo José Cela y la Institución Educativa SEK.

NUEVA ETAPA

En el año 2008 Luis María Anson preside por primera vez la Sociedad Cervantina, representando a la Real Academia de la Lengua Española.

Anson incorpora a la Sociedad Cervantina a un buen número de jóvenes talentos de nuestra cultura  y con ellos se empieza a vislumbrar un nuevo futuro para la Sociedad.

La primera medida de la nueva Junta Directiva es restaurar la imprenta, construida en el taller de Bernardo López Lozano, que es réplica exacta de la máquina de impresión con la que se imprimieron los libros más importantes de nuestro Siglo de Oro español. Se encarga la restauración a la arquitecta conservadora de la Sociedad Cervantina, Rebeca Piñeiro Mansilla que, junto a la Imprenta Municipal y el equipo de la Sociedad hace un excelente trabajo de recreación y restauración y devuelve a la imprenta su esplendor pasado.

A partir de ese momento la Imprenta del Quijote se vuelve a poner en marcha y abre sus puertas al público por primera vez casi tres siglos después de la impresión de la edición príncipe del libro más importante en lengua española. Es un momento histórico.

El nuevo regente de la imprenta, José Francisco Castro, se encarga de la gestión de este espacio y consigue con las visitas guiadas acercar al público a los métodos de impresión de la época de Cervantes y comparte con ellos los secretos y particularidades de la impresión del Quijote.

Las visitas guiadas a la imprenta, por su importancia como legado histórico y su carácter didáctico, se convierten en una actividad de gran éxito que disfrutan numerosos centros escolares de todo el país, centros de mayores de la comunidad, asociaciones culturales, universidades, y todo tipo de empresas y entidades.

Anson, gran defensor de nuestra cultura y apasionado confeso del teatro, promueve la creación de un teatro en la Sociedad Cervantina que sea punto de encuentro para los nuevos creadores españoles y que recupere la obra teatral de Miguel de Cervantes.

Celia Freijeiro funda junto a Sonia Sebastián y un grupo de jóvenes artistas el Teatro de Cámara Cervantes. Así, la Sociedad Cervantina y su recién nacida compañía teatral, ponen en pie su primer espectáculo Entrometidos, entremeses de Cervantes, que obtiene una excelente acogida de crítica y público. El espectáculo estuvo entre los 12 finalistas en la IV edición del Premio Valle- Inclán.

El Teatro de Cámara Cervantes junto a la Sociedad Cervantina y la productora Pocapena Producciones, ponen en pie una veintena de espectáculos, entre los que destacan Palabra de Perro de Juan Mayorga basada en El Coloquio de los Perros de Miguel de Cervantes; El Banquete basado en la obra homónima de Platón: una creación conjunta de dramaturgos de la talla de María Velasco, Alberto Conejero, Sergio Martinez Villa, Elena Lombao y Anna R. Costa; Lorca al Vacío de María Velasco y El imaginario de Cervantes de Elena Lombao, Julia de Castro y Sonia Sebastian. El Imaginario de Cervantes se estrenó en La Noche de los Libros y fue finalista en la V Edición de los Premios Valle-Inclán.

En el año 2010 surge en el marco de la Sociedad Cervantina el proyecto La Bacía, liderado por Ana Folguera. La Bacía es el nuevo espacio de arte de la Sociedad Cervantina, un espacio dedicado a la promoción del arte contemporáneo en el que se exploran las conexiones de las artes plásticas con otras disciplinas como la danza, el teatro y la música. A través de su programa expositivo La Bacía tiene como objetivo fomentar la innovación y creación contemporáneas, prestando especial atención a los artistas españoles y colaborando con otras instituciones culturales.

Entre las actividades a destacar de La Bacía está la Feria de Arte que reunió a los artesanos y editores contemporáneos más destacados de nuestro país, su participación anual en la Noche de los Libros siendo un lugar de obligada visita, la colaboración en el espectáculo Lorca al Vacío de María Velasco con los Artista Juan Zamora e Hisae Ikenaga y el comisariado de la exposición Mingote Cervantino sobre las ilustraciones que hizo Antonio Mingote del Quijote.

Desde el año 2011 el cervantista Jesús González Maestro celebra en la Sociedad Cervantina de manera anual las Jornadas Cervantistas, abiertas a todo oyente que desee acudir.

Desde su inauguración hasta nuestros días, la Sociedad Cervantina ha venido desarrollando actividades que ya forman parte de la vida cultural madrileña por tradición y excelencia. La Imprenta del Quijote se ha convertido en un espacio cultural de referencia, en un lugar lleno de historia en el mismo corazón de Madrid, en el Barrio de las Letras.

Para Madrid éste es un lugar obligado de referencia y visita. Aquí estuvo Cervantes para preparar la primera edición de Quijote, a dos pasos está la última casa en que vivió, a dos pasos también la iglesia donde fue enterrado. La geografía cervantina de Madrid tiene aquí su epicentro, la casa habitada por cuantos aman las humanidades y sienten la historia de nuestro Siglo de Oro y nuestra cultura.