Todo Fachada

Las Apariencias siempre engañan. Siempre. Y por más que intentes gritarle al mundo que se equivoca, al final no te queda más remedio que asimilar lo que se ve de tí y a partir de ahí, trabajar.

Esta es nuestra fachada. O lo fué hace unos años. Ahora tenemos colapsada la acera por máquinas que entran, salen, vacían y rellenan. Podemos decir que nuestro edifico está en terapia y tenemos que tener paciencia.

No hace mucho escuché a un viandante, con todo el poder de la verdad en su verbo,  decirle a otro:

“Este edificio no sirve para nada, por eso van a hacer un teatro”

Quedé colapsada. A punto de intervenir en la conversación. Pero estoy intentando limar asperezas con el mundo y tengo diagnosticado no comunicarme con nadie si no lo hago desde el amor. Así que, lo dejé estar y comencé a darle vueltas al tajante comentario.

¿Qué lleva alguien a inventarse semejante barbaridad?

¿Es que los teatros solo se construyen en lugares que no sirven para nada?

¿Qué hace que escuches conversaciones ajenas?

Me he quedado con ganas de réplica. Así que…

Al señor de la calle atocha, una mañana de septiembre, octubre:

Señor, aquí se imprimió El Quijote hace más de cuatro siglos y pretendemos hacer nuestro pequeño “THE GLOBE”. ¿Sabe lo que es THE GLOBE? Imagino que no. Yo se lo explico, no se preocupe, tengo toda la vida. Aunque quizá lo prefiera leer usted, aquí le dejo un link:

http://www.shakespearesglobe.com/about-us/history-of-the-globe/original-globe

Solo decirle, como curiosidad y para enlazarlo con el tema que nos ocupa, que se incendió un año después de que CERVANTES publicara, aquí mismo,  la segunda parte de EL QUIJOTE.

¡Qué casualidad! ¿Verdad?

A nosotras, porque somos mayoría femenina, nos gustaría hacer de este edificio, un TEATRO y un espacio cultural donde la memoria de DON MIGUEL fuera incandescente y no se apagara nunca.

Nos gustaría, que fuese visita obligada cuando vienes a la capital.

Nos gustaría reinterpretar y hacer homenaje a la obra de CERVANTES, tan rica y luminosa. Tan compleja por su riqueza verbal en una realidad que se come las palabras y se apoya en el emoticono.

Pero, vamos, es un sueño que de momento está en obras. Así que, no, no tiene usted razón. No es que este edificio no valga para nada, es que este edificio lo es todo.

Es clave para recordar la historia del SIGLO DE ORO. Es el punto de partida del BARRIO DE LAS LETRAS.  Es el lugar que vió nacer: EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA

Somos conscientes que si lo conseguimos, no será por nuestros méritos, será por el arduo trabajo de un caballero que jamás vió la gloria mientras expandía nuestra lengua y cultura por el mundo.

Queda un trecho todavía pero nos pueden las ganas… Señor, no se quede en la fachada, no juzgue nuestra apariencia, déjese ir más allá. Que el mundo ya es bastante superficial. Entre con nosotros a LA SOCIEDAD CERVANTINA. Descúbranos. Le invitamos a que visite nuestra IMPRENTA. Es una maravilla y entenderá mejor de qué le estoy hablando.

https://sociedadcervantina.es/imprenta/

Pena que no hablase con él, pero ese día estaría con el cable cruzado. Porque llegaba tarde o porque me habían roto, otra vez, el corazón, o porque pasan tantas cosas a la vez que lo que es importante se deja pasar. Suerte que tengo este BLOG para resarcirme.

Bueno, pues eso, que a veces las fachadas no dejan ver el interior. Espero que no os ocurra lo mismo con NOSOTRAS y nos acompañéis en este fascinante viaje.

GRACIAS DON MIGUEL

Fdo. Elena Lombao

 

DOÑA MARÍA y DON MIGUEL

Todavía se hace excitante pensar que a los lados de una máquina como esta…

En este mismo lugar…

DON MIGUEL DE CERVANTES y MARÍA DE QUIÑONES  pudieran estar discutiendo largas horas sobre el acabado de la primera edición de un libro de caballería y aventuras.

“¿Un libro de caballería y aventuras? ¡Bendito sea Dios!”  Pensaría DOÑA MARÍA.

“Pero ¿Qué no entiende esta mujer?”  Pensaría DON MIGUEL.

Creemos que podrían estar discutiendo porque, CERVANTES, tenía poco dinero y muchas páginas. Así que el estrés estaba asegurado.

Corría octubre de 1604, aproximadamente.

Imaginemos un Madrid cubierto de hojas. Muchas. Más de lo que hoy podamos imaginar. Un BARRIO DE LAS LETRAS con su calle Huertas cubierta de rojos y naranjas, verdes y amarillos. Imaginemos que llovía. Algo tan antiguo como nuestra IMPRENTA. Si llovía, el suelo estaría embarrado y las botas de DON MIGUEL dejarían al entrar en el edificio de la actual CALLE ATOCHA 87 todo el suelo lleno de tierra empastada.

“Por favor, DON MIGUEL, sacuda sus botas antes de entrar.”  Diría DOÑA MARÍA respirando profundo.

“Llueve a cántaros Doña María”.  Diría DON MIGUEL tragando saliva.

“Pues sacuda, también, su JUBÓN.”  Replicaría DOÑA MARÍA cerrando el debate.

Es sabido que MARÍA DE QUIÑONES tuvo que casarse con un operario de la IMPRENTA para poder regentarla, DON JUAN DE LA CUESTA. Como mujer no tenía los poderes para adquirir material, ni firmar, ni nada. Como mujer, nada. Una nada tan antigua como el llover en nuestra capital. Así que adquirió el compromiso para poder seguir con las labores para las que estaba sobradamente preparada.

“Debo hablar con DON JUAN.”  Solicitaría DON MIGUEL.

“¿Tenorio? Porque el de La Cuesta, aún duerme. Tendrá que hablar conmigo.” Impondría DOÑA MARÍA.

En realidad, me imagino que discutían, no por una cuestión de género, sino porque los procesos creativos suelen ser muy tensos. CERVANTES tenía tres meses para sacar a la luz una novela sin precedentes… y eso… da mucho miedo. Cuando uno está en esa situación, siente en el pecho que en el futuro se dibujan dos posibilidades:

MUERTE o GLORIA.

Nunca se te ocurre que hay una tercera: PASAR DESAPERCIBIDO. Yo de esta sé mucho, aunque, no hablemos de mí, sigamos divagando sobre DON MIGUEL Y DOÑA MARÍA.

FRANCISCO DE ROBLES amigo y benefactor de DON MIGUEL le había dado unos dineros para que el magnífico trabajo del genio viese la luz.

CERVANTES podía gastarse esos dineros pero ni más ni menos. Tenía para pagar tres meses de labor de imprenta. Ni uno más, ni uno menos. Este es el motivo de la cantidad elevada de erratas en la primera edición. ni una más, ni una menos.

Lo que me lleva a creer que probablemente más que enemigos DOÑA MARÍA y DON MIGUEL se hicieron aliados.

“No se preocupe, DON MIGUEL, lo vamos a conseguir, se lo prometo. Su novela de caballeros andantes, estará a tiempo, le doy mi palabra. Pero, no llore más que se me parte el alma.”  Endulzaría DOÑA MARÍA pasando con cautela la mano por la espalda del escritor.

“No lloro, DOÑA MARÍA, es que se me ha metido algo en el ojo.”  Mentiría DON MIGUEL.

“Y le digo más…” Añadiría usando esa percepción femenina que nos caracteriza Algún día, vendrán a visitar esta imprenta, se hará famosa por haber impreso EL QUIJOTE.”

“Le agradezco mucho su apoyo. Sinceramente, lo necesito.” Diría agradecido DON MIGUEL para corregir después  “EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA, Doña María.”

“Es muy largo, DON MIGUEL, y la gente tiene prisa. Acabarán llamándolo EL QUIJOTE. Pero vamos, lo que usted diga.” Guardando su intuición femenina bajo el sayo.

 

Probablemente, después seguirían discutiendo. Pero ya en otros términos.

A DOÑA MARÍA, razón no le faltaba y hoy se puede ver la réplica de la imprenta en una visita guiada por DON JOSE FRANCISCO CASTRO. Que es joven y guapo pero aquí el DON y el DOÑA lo mantenemos al día en memoria de una historia que nos encanta y a la que debemos nuestra vida.

TE ESPERAMOS.

https://sociedadcervantina.es/imprenta/

 

Fdo. ELENA LOMBAO

MARÍA Y LUCÍA se sienten atrapadas.

DIÁLOGO PARA DOS EXCAVADORAS DE LA OBRA DEL TEATRO QUE ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN EN EL PATIO DE MANZANA DE LA CALLE ATOCHA 87.

Una tarde de diciembre, el espíritu pre-navideño invade las calles del BARRIO DE LAS LETRAS y con el esa meláncolía inevitable. Justo en su calle limítrofe con el barrio de LAVAPIÉS, LA SOCIEDAD CERVANTINA está silenciosa y parada después de una jornada de trabajo obrero.

En su descanso, dos máquinas excavadoras, comienzan a hablar más por el aburrimiento que por necesidad real.

MARÍA es jóven e impetuosa.

LUCÍA tiene esa edad confusa en la que todavía no se es mayor, pero tampoco joven. Es comedida y algo introvertida.

Patio de manzana. entre las 16 y 18 horas. El cielo está nublado y el frío es de un invierno ya instalado.

MARÍA: Hola, amiga excavadora. ¿Cómo te llamas?

LUCÍA: (con desidia) Hola.

MARÍA: Yo me llamo María ¿Tú sabes lo que estamos haciendo?

LUCÍA: Claro ¿Tú no?

MARÍA: No.

LUCÍA: Pues, querida, un teatro.

MARÍA(Levantando la voz) ¡¿Un teatro?! ¡Qué ilusión!

LUCÍA: ¡Ay! Estas jóvenes máquinas van como locas. Estamos construyendo un teatro en uno de los rincones más importantes de Madrid. LA SOCIEDAD CERVANTINA….

MARÍA: (Con mucho ímpetu) …La Sociedad Cervantina.

LUCÍA: … Aquí se imprimió EL QUIJOTE en 1605.

MARÍA: Aquí se imprimió EL QUIJOTE.

LUCÍA: ¿El Quijote? ¿Te suena?… Madre mía. De Don Miguel de Cervantes Saavedra.

MARÍA: Don Miguel de Cervantes….

LUCÍA: (cortante) … Saavedra, si. En 1605, bajo la regencia encubierta de MARÍA DE QUIÑONES Y MARÍA DE RIBALDE.

MARÍA: ¡Encubierta!

LUCÍA: ¿Vas a repetir todo lo que diga?

MARÍA: No me has dicho cómo te llamas.

LUCÍA: Lucía.

MARÍA: (canta la canción de Sergio Dalma) “Ave Lucía, el predictor se pinta de rojo…”

LUCÍA: Bueno, por favor. Pero, tú ¿De dónde has salido? Estas máquinas jóvenes vais como locas. ¡Venga a sacar tierra! A lo loco. venga de aquí para allá… más preocupadas en que os brille la chapa que en darle sentido a lo que hacéis.

MARÍA: Bueno… tampoco creo yo que sea así. A mi me gusta el teatro. Yo en realidad soy cantante.  ¿Quieres escuchar mi maqueta?

LUCÍA: ¿Tú qué?

MARÍA: Mira, ahora estamos aquí paradas, porque los de arriba están decidiendo no se qué. ¿Por qué no me cuentas la historia esa de EL QUIJOTE y yo te enseño mis canciones?

LUCÍA: No me interesa estar de cháchara, gracias. Si quieres saber la historia de LA SOCIEDAD CERVANTINA le echas un vistado a la WEB que está todo muy bien explicadito.

http://www.sociedadcervantina.es

MARÍA: (algo cabizbaja) Vale, bueno, voy a seguir apoyada. Me siento atrapada.

LUCÍA: (Ante la incapcidad de darse la vuelta) Venga, anda. enséñame tu maqueta. Pero te advierto que soy muy sincera y si no me gusta te lo voy a decir.

 

LOS CRÁNEOS DE LA CALLE ATOCHA 87

craneos.jpgDurante las obras de nuestro TEATRO han aparecido muchas cosas históricas pero nada tan espeluznante como 90 cráneos humanos.

Durante las reuniones de obra yo siempre preguntaba con morbosa excitación: “Y ¿Aparecerá algún cadáver?”

“Sería una gran historia para nuestro pequeño teatro”

Y de un día para otro. Querías lentejas, pues toma dos tazas. RESTOS HUMANOS de al menos 90 personas. Los arqueólogos no le dan mucha importancia. Es típico hacer hueco en nichos para poner nuevos cuerpos.

Lo curioso de la noticia es cómo llega a la prensa.

Una vecina se asomó por la ventana, probablemente a tirar las migas del mantel, o quizá a descansar la vista en el cielo azul de invierno. Y de repente, se encontró con que abajo en un agujero, cada día más profundo, había una señora arqueóloga con un cepillito limpiando unos cráneos amontonados en un agujero perfectamente cuadrado.

Ella, qué casualidad, es estudiante de periodismo. Probablemente, se le erizó el bello de la espalda pensando: ” Tengo la noticia”. Y así fue.

Nos llamó. Pero poco pudimos decirle, porque estaban en proceso de análisis. Como no era nuestra responsabilidad informar a esta curiosa estudiante, la redirigimos a Fomento y Patrimonio. Sí, sabíamos que probablemente eran de la iglesia y poco más.  Parece ser que al ser de alto status social, y no trabajar físicamente, el desgaste óseo no sería demasiado. Vamos, que como no dieron palo al agua, pues… eso… que de profesión, rico.

Una semana después, en todos los periódicos y algún telediario, fuimos noticia. Yo, pensé:

“Mira que bien le ha salido a la estudiante de periodismo”

La verdad es que en seguida me vino POLTERGEIST a la cabeza. La película de miedo de los 90 y también pensé que le daba mucho sentido a nuestro lema:

“No hemos llegado, ya estábamos aquí”

Todavía estamos cerrados y en construcción . Pero algún día contaremos la historia. Incluso nos la inventaremos como, por ejemplo:

-Una compañía de teatro del sXVII que intentó hacer las obras completas de Cervantes.

-Seguidores de LOPE DE VEGA se suicidan en masa tras ver LA NUMANCIA de Cervantes.

-Una ALOJA en mal estado provoca una indigestión general.

Bueno, por darle humor a la cosa pero, la verdad, es que  estaremos atentos al estudio de nuestros maravillosos arqueólogos para contar una historia más ajustada a la realidad.

Nuestro espíritu romántico nos dice que podrían estar ahí los restos de MARÍA DE QUIÑONES, MARÍA DE RIVALDE Y PEDRO MADRIGAL padre e hijo. Incluso del gran MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA.

Si queréis saber quienes son os invito a visitar nuestras páginas de la web.

http://www.sociedadcervantina.es

Sea como sea. Nuestro edificio de la calle atocha suma interés histórico día a día. ESPERAMOS PODER CONTAR TODO LO QUE SABEMOS QUE PASÓ AQUÍ DESDE 1598.

Y QUE ALGÚN DÍA, NUESTRA ETAPA CERVANTINA, también sea de interés para ser contada. Eso sí, con menos cráneos y más literatura.

Elena Lombao

NUEVA ETAPA EN LA SOCIEDAD

a49ff48a-d9e2-47c4-bba3-932d866579fd.jpg

¡YA ESTAMOS EN MARCHA!
En 2018 abriremos nuestras puertas a todos aquellos inquietos que tengan ganas de compartir nuevas experiencias culturales.
Con la construcción de un teatro en nuestro patio de manzana, queremos ampliar nuestra apuesta para promocionar la vida y obra de Cervantes.
Aquí os presento a un equipo de excepción.

Liderados por LUIS MARÍA ANSÓN:

Celia Freijeiro, Ana Carrera, José Francisco Castro, Jaime Saavedra y Elena Lombao y muchos más colaboradores qué se irán incorporando poco a poco.

Hemos creado un lema:

NO ES UN MOLINO, ES UN GIGANTE.

Creemos que define a la perfección nuestro espíritu soñador. Tenemos un espacio único en España en el que Historia, Localización y posibilidades de futuro se unen para poder ofrecer actividades creativas, divertidas e interesantes.
Un lugar de encuentro para GIGANTES soñadores, para creadores descarriados, para cualquiera que busque un lugar donde poder experimentar y compartir a través del arte.

Nos gustaría que se supiera que…

NO HEMOS LLEGADO, YA ESTÁBAMOS AQUÍ

Os invito a echar un vistazo a nuestra web y recorrer a través de sus páginas la historia del lugar donde hace mucho, mucho tiempo se imprimió el libro más importante jamás escrito “EL QUIJOTE”

Y si no estás de acuerdo ¡Se abre el debate!

NUESTRA HISTORIA COMENZÓ EN 1598….Y CONTINÚA

LARGA VIDA A “LA SOCIEDAD CERVANTINA”

Elena Lombao

¡Estamos de obra!

 

Si habéis pasado por la calle Atocha ya os habréis dado cuenta de que algo raro está pasando en la Imprenta de Juan de la Cuesta… ¡y es que estamos de obra!

Después de años de trabajo y esfuerzo, y gracias al Ministerio de Fomento, ya han comenzado las obras de rehabilitación de la Sociedad Cervantina con la construcción del que será el Teatro Cervantes, futuro enclave cultural de la ciudad.

No os despistéis, porque iremos poniéndoos al corriente de todo lo que aquí se cuece 😉